.

Día a día nosotros creamos nuestro propio mundo, y aquí os muestro un pedacito del mío.



martes, 3 de marzo de 2015

Marzo

Hoy hacen cinco años desde la última vez que te vi. Tengo muchísimas cosas que contarte y se acumulan con las que no te pude decir.

Echo de menos muchas cosas. Echo de menos tus abrazos, tu sonrisa, tus bromas, tus canciones, tus consejos... echo de menos tu voz e incluso creyendo haberla olvidado... y podría seguir escribiendo, leyendo o diciendo lo muchísimo que echo de menos de ti...


 Tengo miedo a olvidarte, incluso sabiendo que es imposible hacerlo, creo que si te olvido yo todos te habrán olvidado.








Una de las tantísimas canciones que me recuerdan a ti.

martes, 4 de marzo de 2014

4 de marzo.

Lo rápido que pasa el tiempo y lo rara y difícil que es la vida sin ti. 

Todos los días te recuerdo, todos los días pienso en ti, todas las noches rezo que te echo de menos, pero los cuatro de cada mes,  los cuatro de cada marzo solo recuerdo como te fuiste y como no me despedí. Los demás días del mes, los demás días del año tengo recuerdos buenos, recuerdos malos, recuerdos tristes y recuerdos amados, siempre sin contar esos cuatro esos odiosos cuatro. 

Porque cada cuatro es un mes más, es un año más que paso sin ti. 

lunes, 20 de enero de 2014

A la espera.

Tengo tantas ideas en la cabeza que a veces me canso de pensarlas. Tengo tantísimo que contar que nunca se por donde empezar. Se me ocurre tanto que escribir y no se de donde hacerlo salir...

Impacientemente espero a que llegue el momento, espero a que se apacigüen las ideas, espero a que se ordenen los pensamientos.


 Se que llegado el momento todo saldrá solo.


miércoles, 8 de enero de 2014

8 de enero 2012

En ocasiones buscamos algo que ni siquiera existe.
Por ello encontramos el amor en el sitio más inesperado, donde jamás pensaríamos buscarlo. 
De ahí a que crea que el mejor amor es el que llega sin llamar, sin avisar, sin ni siquiera ser esperado, ni preparado... 


Aquel que desde el primer momento te sonríe...


   
             
 
                










                                          











Gracias por estos dos años. 

Te quiero. 
8 de enero 2012










domingo, 20 de octubre de 2013

La gente se olvida...

La gente se olvida, siempre se olvida. 

Es cierto que al principio se vuelcan, como intentando llenar ese hueco, ese vacío, (aquel hueco/vacío que todos saben que es imposible llenar o sustituir) intentando que evadas el dolor, la tristeza, la perdida... Pero con el tiempo todo pasa, y para los demás pierde la importancia,todos se olvidan. Y sin embargo tu sigues ahí, con el mismo vacío, el mismo dolor, la misma tristeza y conforme va pasando el tiempo seguirás ahí, con el mismo vacío, el mismo dolor, la misma tristeza.C
on esto comprobarás que en ciertos aspectos estás solo/a.

domingo, 4 de agosto de 2013

Te echo de menos.

Hoy he recordado un abrazo en especial, un abrazo que aportó todo lo bueno que aportan los abrazos, seguidamente he recordado miles de sonrisas, he recordado algunos mimos, alguna que otra discusión, he recordado largos apretones de manos, besos, y bastantes enfados. Sin embargo no siempre consigo recordar todo lo que quiero, ni lo que me gustaría... Eso sí lo negativo, lo innecesario de recordar, aquello que me hace llorar con dolor y no aquello que me hace llorar porque no va a volver, eso lo recuerdo con total claridad. 
 Aquel hombre que al verme recién nacida me dijeron que había llorado, aquel hombre que lloró aquella vez que me operaron, aquel hombre que lloró al comprender que se iba y que no podía hacer nada. Aquel hombre que quise y quiero más que a mi vida, aquel que hoy y siempre necesitaré, aquel al que me es imposible echar más de menos,aquel hombre al que quiero hacer feliz desde tan lejos, aquel hombre que recuerdo todos los días pero no como quiero.


Papá te quiero. 

miércoles, 30 de enero de 2013

Llorar de felicidad.

Que bueno me parece llorar cuando se llora de felicidad. La verdad que no me ocurren suficientes cosas buenas para hacerlo tan a menudo, pero cuando ocurre.. se agradece. 
En mi opinión deberían ser las únicas lagrimas que se pudieran derramar, esas lagrimas de felicidad...